El silencio espera la Palabra de Dios


Palavra 1

 

  • La llevaré al desierto y le hablaré al corazón (Oseas 2,6)
  • Una palabra habló el Padre, que fue su Hijo, y ésta habla siempre en eterno silencio, y en silencio ha de ser oída del alma (San Juan de la Cruz)

Hay un silencio que podemos calificar de malo, es el de la persona dormida o muerta.

El silencio de Batuecas es muy bueno, espera respuesta, “tratar muchas veces con quien sabemos nos ama”.

El silencio espera la Palabra de Dios sin parásitos (Jakobson), sin obstáculos morales (Habermas).

(P. M. G.)

Anuncios