Reflexiones

Haz lo que es en ti y déjame tú a mí

Cristo de Santa Teresa

Durante el curso que empecé a estudiar Teología en Salamanca entré en crisis por un cúmulo de circunstancias adversas: en casa nos imponían demasiadas actividades, de manera que no podía llevar los estudios al día; empecé a tener la sensación de que me rechazaban por la edad (mi vocación fue muy tardía), de que me iban a expulsar de la Orden; empecé a dormir mal, con lo cual mi rendimiento académico bajó todavía más. En fin, un desastre… Un día nos comunicaron que haríamos un retiro en Duruelo, el “lugarcillo” de la provincia de Ávila donde un 28 de noviembre de 1568 se estableció la primera comunidad de Carmelitas Descalzos, tres frailes, entre ellos Juan de la Cruz. Estaba programado empezar el retiro un viernes por la tarde, que era precisamente 28 de noviembre, el aniversario de la fundación; y terminar al día siguiente, el sábado por la tarde. Al lunes siguiente, yo tenía un examen parcial de Libros Sapienciales que no me había dado tiempo de preparar, de manera que me monté en la furgoneta como aquel a quien llevan al matadero y –por supuesto– cargado con los apuntes para estudiar el máximo tiempo posible. Dadas las circunstancias, no se me pasaba por la cabeza que pudiera sacarle el más mínimo provecho espiritual al retiro; ni siquiera llevaba la intención de rezar en absoluto. Entonces el Señor derramó su gracia… y todo cambió.

Sigue leyendo “Haz lo que es en ti y déjame tú a mí”

Anuncios
Reflexiones

Las fuentes de Batuecas

IMG_4776

Amiga/o, quienquiera que abras esta página web, bienvenido seas. Espero poder ofrecerte una reflexión sencilla, con la que compartir el silencio creador de este valle de Las Batuecas.

            Hoy quiero sorprenderte con algo muy sencillo que es uno de los encantos de Batuecas: el agua,  Pero si esto ya asombra, no deja de ser asombroso también el modo en que se ha sabido aprovechar para recoger desde distintos puntos agua para el servicio de la casa y de los huertos.

            Contemplar estas obras de nuestros antepasados es saborear esa mística que el agua encierra.

        Sigue leyendo “Las fuentes de Batuecas”

Reflexiones

Faros en el Acantilado

faro

Hace algún tiempo, tuve la gran suerte de visitar la isla de El Hierro. Quedé prendado de muchos rincones pero, especialmente del Faro de Orchilla. Durante siglos marcó el meridiano cero en el mundo antiguo. (El faro, hoy día, ya está automatizado, pero hace unas décadas era distinto).

Sigue leyendo “Faros en el Acantilado”

Reflexiones

Apología de las piedras

piedras

Hace algún tiempo que me he propuesto escribir una crónica sobre las piedras, ellas siempre me recuerdan la promesa que les he hecho, muchas veces de manera muy dolorosa para mí, ya que sólo percibo su presencia después de haber tropezado en una de ellas… La verdad es que he postergado esta tarea porque no quería repetir el habitual discurso sobre el “corazón de piedra”. (Aprovecho para hacerme portavoz de las piedras y protestar, ya que, según ellas, ésta es sólo una dimensión y no revela la envergadura de su esencia. Procuro calmarlas explicándoles que es una tendencia muy común entre los seres humanos mirar las cosas desde un único ángulo).

Sigue leyendo “Apología de las piedras”

Reflexiones

El servicio en clave contemplativa

Hospederia 1

Amiga/o, quienquiera que abras esta página web, bienvenido seas. Espero poder ofrecerte una reflexión sencilla, con la que compartir el silencio creador de este valle de Las Batuecas.

            Me alegra de nuevo compartir con quienes os acercáis a esta página otro de los retos sencillos que nos ofrece la vida en este monasterio carmelitano que busca descubrir esa dimensión contemplativa que alentaron los maestros del Carmelo, Santa Teresa y San Juan de la Cruz. Ambos maestros entendieron bien que llegar a descubrir el misterio de Dios en clave cristiana se traduce necesariamente en la entrega de lo que somos en aras de una salvación que comienza por los servicios más sencillos que puedan necesitar los otros de mí. En esta clave se nos ofreció la oportunidad de compartir nuestra vida y nuestro espacio con aquellos que llamaran a nuestras puertas en busca de este silencio.

Sigue leyendo “El servicio en clave contemplativa”