Reflexiones

Las fuentes de Batuecas


IMG_4776

Amiga/o, quienquiera que abras esta página web, bienvenido seas. Espero poder ofrecerte una reflexión sencilla, con la que compartir el silencio creador de este valle de Las Batuecas.

            Hoy quiero sorprenderte con algo muy sencillo que es uno de los encantos de Batuecas: el agua,  Pero si esto ya asombra, no deja de ser asombroso también el modo en que se ha sabido aprovechar para recoger desde distintos puntos agua para el servicio de la casa y de los huertos.

            Contemplar estas obras de nuestros antepasados es saborear esa mística que el agua encierra.

           La toma desde le río Cabro

             Es la primera, la que aún conserva el canal de granito, actualmente por el pasa la cañería por la que es conducida el agua desde su toma, justo a la altura de la ermita de San Francisco, pero en la otra orilla del río. Se ha preparado una pequeña presa y una desviación que conduce el agua a un pequeño estanque donde está colocada la tom Es una bendición ver el agua cristalina que va entrando en la toma y que llenará los dos grandes depósitos que abastecen todos los edificios del monasterio, incluida “La Casona” y la “Hospedería”, Es el agua que normalmente usamos, para la cocina, para la higiene, para la limpieza. Sin duda que de agua tan cristalina y limpia bien podemos aprovecharnos para ello.

La presa en el Batuecas

            Se hizo para poder tener agua suficiente embalsada y en cantidad con el fin de mover una turbina para el agua.  La turbina dejó de funcionar cuando se logró tener corriente eléctrica servida en estos momentos por la compañía Iberdrola. Hoy la acequia con agua abundante, nos sirve para regar la nueva plantación de árboles autóctonos, que grandeza la del agua que hace crecer estas plantas.

            Las fuentes de San José

               Muy cerca, por encima de la fuente de San José, hay varios manantiales, que  se aprovecharon para llevar agua hasta la puerta de la cerca menor del convento donde en un antiguo estanque cegado, se construyó una fuente, que hoy corre apagando la sed de muchos, al entrar o salir de casa. Una bendición para el sediento que se acerca hasta ella para calmar su sed

              Las fuentes del río San Juan

  Verdadera obra de ingeniería hidráulica que ha conseguido que el agua, por la altura en que está la toma, pueda llegar a abastecer una de las ermitas exteriores restaurada, la del Smo. Sacramento. No es fácil llegar hasta donde está la toma, y por los restos de arquitectura se sospecha que allí en su día tuvo que haber algún edificio con alguna finalidad (baños?, lavandería para lana…?) el hecho es que nada queda y sí el peligro de que las raíces de los árboles puedan tirar el muro que aún queda. Allí está la toma de agua de esta nueva traída, la más larga sin duda. Más de trescientos metros de tubería.

Pero la que alcanza cotas más altas, se diría que su fuerza la hace volver de nuevo al cielo.

Todas estas propiedades que el agua en Batuecas, conducida por la mano del hombre adquiere, nos llevan a descubrir que el hombre que se acerca a la fuente, con esa total disposición, hace que el agua de la fuente divina vaya haciendo de él, servicio y entrega para el otro, desarrollo en la creación, consuelo, enseñanza para el sediento de verdad y verdadera aspiración a volver a la misma fuente en ese cielo siempre anhelado.

P. Francisco Brandle

Anuncios